60 niños y niñas disfrutan de las actividades de verano del Casal en Familia

El Casal de Verano de Barcelona ha acogido diferentes propuestas para garantizar el derecho al ocio educativo de los niños y sus familias.
Fundació IRES
14 septiembre de 2022

El verano es una época de diversión y descanso para muchas familias. Pero, para aquellas que, por falta de recursos, no pueden ofrecer a sus hijos e hijas propuestas de ocio educativo es un momento difícil.

Para atender esta necesidad, impulsamos el Casal de Verano, un espacio de encuentro vinculado al programa Casal en Familia que promueve el desarrollo emocional y social de los niños a través del juego, el tiempo libre y la vida comunitaria.

Este año, más de 60 niños y niñas han disfrutado del Casal de Verano donde han podido hacer nuevas amistades, crear vínculos y, sobre todo, vivir unas vacaciones inolvidables. A través del servicio se han ofrecido diferentes propuestas de ocio y salidas a algunos espacios de la ciudad y cercanías.

Durante estas vacaciones han participado en talleres de pintar camisetas, cocina saludable con fruta e hicieron salidas al Tibidabo, la Isla Fantasía, diferentes parques y jardines de Barcelona y al Camp Nou!

El calor ha llevado a los y las participantes a buscar, también, momentos para refrescarse gracias a pequeñas escapadas en la playa y a la piscina.

Tanto para los niños como para los educadores y educadoras, estas vacaciones se han hecho cortas, pero ¡ya están pensando en las siguientes! De cara en el próximo año se quiere ofrecer actividades en otros espacios que todavía no hayan podido conocer y ampliar su experiencia en el Casal de Verano, puesto que para los niños y niñas las semanas compartidas suponen una buena dosifiques de alegría y de convivencia muy positiva.

Este verano ha estado posible gracias al apoyo y financiación del programa Caixa Proinfancia de La Fundación la Caixa, el Programa Educación por la Infancia de los Establecimientos Viena, y las actividades del Tibidabo y la Isla Fantasía se han financiado gracias a las aportaciones de los clientes y clientas de los Establecimientos Viena por la campaña de redondeo solidario “Céntimo a Céntimo, ningún niño atrás” destinados al programa Educación por la Infancia.