Casal de verano: la experiencia de fortalecer el vínculo y la convivencia en familia

Este año, el Casal de verano de la Fundación IRES ha ayudado 42 familias diferentes crear nuevas amistades, fortalecer vínculos y a vivir un verano enriquecedor, lleno de actividades, y valores y a la altura de unas vacaciones memorables.
Niños y niñas dibujando en el Casal de verano de Fundació IRES
Fundació IRES
11 septiembre de 2019

El verano siempre ha sido sinónimo de diversión, vacaciones, desconexión. Para las familias con niños es una época especialmente importante, ya que presenta la oportunidad de estar todos juntos y cambiar el ámbito doméstico por un entorno más estimulante y ameno, tanto para las madres y los padres, como para los más pequeños. Damos por supuesto que las vacaciones de verano nos brindan la oportunidad de cambiar de aires, relajarse, tal vez viajar. Pero la realidad es que no todas las familias pueden permitirse vivir así un tiempo de descanso. Muchas se ven obligadas a renunciar a las vacaciones y trabajar durante el verano, para mantener la economía familiar -en algunos casos, muy inestable- de la que dependen ello /as y sus hijo /as.

La solución no debería ser renunciar a las vacaciones y todo lo que conllevan -ocio, ocio, tiempo en familia, etc, especialmente para los niños y jóvenes los que estos meses de verano suponen un aspecto clave en su desarrollo emocional, físico y mental respecto al resto del año. Por este motivo, la Fundación IRES ofrece el Casal de verano, un espacio vinculado al programa del Casal en familia.

En el Casal en Familia se trabaja con adultos y pequeños desde la relación y el vínculo para impulsar su empoderamiento. La familia encuentra aquí un lugar donde expresarse, compartir dudas e inquietudes, mientras tejen vínculos con el equipo y el resto de familias. Esta mirada conjunta favorece la mejora del bienestar de todos los miembros de la familia.
Mireia Hernando, coordinadora de proyectos de la Fundación IRES, explica como el Casal de verano «seguimos trabajando los objetivos que nos planteamos durante el curso con estos niños». Los profesionales que trabajan, se aseguran de plantear dinámicas creativas que fomenten la autoestima positiva de los jóvenes, ayuden lograr herramientas para mejorar su gestión emocional y resolución de conflictos, y creen participación y cooperación constructiva con otros compañeros del casal y con su propia familia.

Lo que se valora más el casal es que los jóvenes y niños aprendan y crezcan desde el respeto, la amistad y la diversidad, pero que además puedan compartir estas experiencias con los padres y madres que se ven apartados de sus hijos e hijas para no poder ir de vacaciones juntos. Así pues, el centro prepara actividades de ocio pensadas para pasar tiempo en familia y disfrutar del aire libre, ya sea en actividades de circo, escalada o salidas a la piscina. «Es una oportunidad para seguir disfrutando de ocio educativo durante las vacaciones de verano, y hacerlo también en familia … Los niños han disfrutado mucho de las actividades, han surgido nuevas amistades y han hecho vínculos muy intensos compartiendo el día a día durante un mes «, afirma también la coordinadora.

Este año, las actividades del Casal se han llevado a cabo con el apoyo del ASME (Asociación iris Deporte). Una entidad nacida en San Martín hace 25 años, que entiende la actividad física como vehículo de formación, educación, ocio, socialización y mejora de la salud. Actualmente cuentan con tres instalaciones en el barrio del Clot, la Trinidad y la Verneda, centros que la asociación ha prestado de forma gratuita en el Casal de verano para poder acoger a los niños que lo necesitan y realizar todas las actividades planificadas por los educadores.

El Casal en Familia recibe también el apoyo del Programa CaixaProinfancia de la Obra Social «la Caixa«, orientado a romper el círculo de la pobreza que se transmite de padres a hijos y ofrecer a los más pequeños oportunidades de futuro. La colaboración de las entidades participantes y todos los educadores y educadoras que han volcado su dedicación a los niños y las familias han convertido en el Casal de verano en una experiencia memorable para todos.

Programa CaixaProinfància