El Casal en familia inicia el curso con la ilusión de los niños y niñas, las madres y los padres y las educadoras para reencontrarse

Con el otoño, reiniciamos el proyecto orientado a dar apoyo socioeducativo y de cuidado de familias en situación vulnerable
Infants del casal fent una activitat
Fundació IRES
28 octubre de 2020

Este octubre, hemos retomado la actividad del Casal en Familia en las instalaciones de la Escuela La Pau del distrito de Sant Martí de Barcelona. A pesar de la incertidumbre, una constante del momento, niños y niñas, familias y equipo de educadoras tenían muchas ganas de empezar. Y lo han hecho llenando murales de mensajes positivos, de las cosas que más les gustan y de las que más han añorado durante el tiempo en que no se han visto.

El grupo de madres y padres han comenzado las sesiones en la sala de actos de la escuela, ya que la sala habitual era demasiado reducida para poder respetar las condiciones y las medidas de prevención.

El servicio del Casal en Familia conforma un espacio de acompañamiento y apoyo para familias con falta de recursos y de red de apoyo familiar y social, con el objetivo de que puedan llevar a cabo una buena atención afectiva y educativa con sus hijas e hijos.

En las fotos de este primer reencuentro, verá a los miembros del Casal realizando una dinámica de autoconocimiento. El ejercicio trata de hacer una mirada introspectiva hacia nuestros valores y objetivos, a la vez que seguimos trabajando la cohesión de grupo y la confianza entre sus miembros. Se dice la Metáfora del jardín, y sirve para revisar nuestros objetivos para ajustarlos o replantearse los: Imaginemos que tenemos un jardín, y que nosotros somos las encargadas de cuidarlo. Esto es lo que representa nuestra vida. Las plantas simbolizan lo que tenemos, las cosas que nos importan (familia, trabajo, amistades …) las semillas representan nuestros objetivos, los propósitos, las cosas que queremos que crezcan y que lleguen a nuestras vidas. También están las malas hierbas, que son nuestras preocupaciones, nuestros miedos.

Cada una de las participantes dibujaba y representaba su jardín, y luego, quien quería, podía contar y compartir. A partir de aquí reflexionaban conjuntamente: ¿dedicamos más tiempo obsesionadas con las malas hierbas, o al regar nuestras plantas? Respecto lo que representan las semillas, ¿nos desespera el que después no se ajusta a nuestras expectativas? ¿Somos pacientes con los procesos que vivimos y cómo lo compartimos con nuestros hijos e hijas?

En la Fundación IRES creemos en el potencial (la semilla) que todo el mundo lleva dentro para transformar una situación de vulnerabilidad; para retomar las riendas de su vida con el apoyo y el acompañamiento profesional necesario para hacerlo. Todo el mundo puede encontrarse en una situación de vulnerabilidad a la vida, y en ocasiones se necesita el apoyo de otras personas desde diferentes ámbitos de actuación (ámbito familiar, social o de recursos básicos) para poder superarlo. Por eso ofrecemos atención integral a personas y familias en situación vulnerable a través de proyectos como el Casal en familia, arraigados en el territorio y el ecosistema del que forman parte.