Banco Santander acerca la economía a todo el mundo con «Finanzas para Mortales»

Alberto González de la Torre, voluntario y trabajador de Banco Santander, nos cuenta su experiencia
Fundació IRES
27 diciembre de 2021

Durante el mes de octubre, un grupo de personas usuarias de proyectos de la Fundación IRES recibieron un ciclo de talleres formativos del proyecto Finanzas para Mortales. Como entidad social que trabaja día a día para ofrecer una atención integral a las familias, sabemos que las condiciones personales, el acceso a los recursos y el entorno determinan el desarrollo de las personas. Por eso, creemos en un acompañamiento integral, abordando diferentes ámbitos de la persona. La economía y su comprensión es una asignatura pendiente para la gestión de los recursos personales.

Por eso agradecemos el compromiso y la colaboración voluntaria del proyecto Finanzas para Mortales de la Fundación UCEIF que tiene el objetivo de acercar el mundo de la economía y las finanzas básicas a jóvenes, entornos rurales, emprendedores sociales y colectivos vulnerables para que todas las personas entiendan los conceptos financieros de una forma clara y sean capaces de gestionar su economía cotidiana y tomar las decisiones más adecuadas según sus necesidades.

Pregunta: ¿Por qué es necesario que “los mortales” aprendamos sobre el mundo de las finanzas?

¿En qué nos influye en nuestro día a día?

Respuesta:Las finanzas se encuentran presentes en cada acción de nuestra vida: ir a la compra, abrir una cuenta, pedir un préstamo, invertir nuestros ahorros … Tener la máxima información de estos asuntos, nos permite elegir con mayor libertad y seguridad.

P: Según los resultados de la última Encuesta de Competencias Financieras realizada por el Banco de España, existe una diferencia en conocimientos financieros en cuanto al género. A preguntas sobre qué es la inflación o qué es la diversificación de riesgo, el porcentaje de respuestas correctas en la encuesta era menor en mujeres.

¿Habéis detectado que existe esa brecha de conocimientos financieros en vuestras sesiones informativas? ¿A qué factores creéis que se debe?

R:  Los grupos eran enteramente formados por mujeres, por lo que no podemos comparar. Sí hay distinciones por edad. Las personas mayores, posiblemente por haber vivido más experiencias, conocen más detalles o circunstancias. Los jóvenes tienen visión de corto plazo y el concepto de ahorro no está tan interiorizado.

P: El nivel educativo también influye en el nivel de educación financiera de las personas. ¿Qué materias o qué aspectos básicos se tratan en el programa informativo?

R: El programa abarca desde la gestión de la economía individual, hasta operar con entidades financieras en asuntos simples como abrir una cuenta y más complejos como préstamos o ahorros. Se trata de adquirir unas nociones mínimas, además de conocer la necesidad de informarse antes de tomar una decisión relacionada con nuestra economía.

P: ¿Qué temas son los que interesan más a las personas? Y ¿cuáles son las mayores inquietudes que surgen durante las formaciones?

R: Todos los compañeros coincidimos en que las preguntas más habituales están relacionadas con trámites habituales y el funcionamiento de productos financieros. Algunas dudas son casos personales y otras de planes de futuro. Por la naturaleza de las inquietudes, parece que este tipo de formaciones son de interés y utilidad.

P: Como formador y voluntario del proyecto, ¿qué es lo que te motiva para realizar este proyecto?

R: Como profesionales de la banca, interactuamos constantemente con clientes de diversa formación, así que entendemos que acercar términos, aparentemente complejos a quien no dispone de esta formación, facilitará sus próximas gestiones. Personalmente, es muy satisfactorio sentir que nuestros conocimientos pueden ser útiles a los asistentes de las formaciones.

P: ¿Quieres añadir algo más?

R: Agradecemos a la Fundació IRES la confianza para impartir estas sesiones y animamos a todos los usuarios a participar en las próximas convocatorias que se realicen.