La Fundación IRES celebra 50 años de atención integral a las familias

La Fundación IRES celebró el pasado martes 2 de julio su 50º aniversario con un acto conmemorativo en la Antigua Fábrica Estrella Damm de Barcelona.
Personalitats convidades al 50 aniversari de la Fundació IRES
Fundació IRES
4 julio de 2019

La Fundación IRES celebró el pasado martes 2 de julio su 50º aniversario con un acto conmemorativo en la Antigua Fábrica Estrella Damm de Barcelona.

El acto reunió a varias personalidades emblemáticas del Tercer Sector, de la Administración y de la empresa que han acompañado a lo largo de la historia a la fundación, así como aquellos profesionales que forman o han formado parte de la entidad. Esta celebración marca el inicio de una serie de actividades que se llevarán a cabo durante un año para conmemorar el aniversario.

Andreu Soldevila, presidente de la Fundación IRES, fue el encargado de inaugurar la celebración haciendo referencia a la unión de esfuerzos de todas las personas que trabajaron para la permanencia y la innovación constante de un proyecto que nació en 1969 como Instituto de Reinserción Social.

En la celebración, los invitados e invitadas pudieron disfrutar de una exposición fotográfica y un documental audiovisual de algunos de los pasajes más memorables de la historia de IRES. La Sala de básculas de la Antigua Fábrica Damm se llenó de los recuerdos y la memoria de todas aquellas personas atendidas, proyectos emprendidos y equipos de trabajo que, de una manera u otra, han contribuido a transformar la sociedad y a edificar comunidades más justas, integradoras e inclusivas.

Natalia Valenzuela, actual directora de la Fundación IRES dedicó unas palabras de agradecimiento y reconocimiento a quien ha sido una figura clave en la historia de la entidad, Montserrat Tohà. Con 43 años atesorados en IRES, la ex directora de la fundación, Tohà también habló sobre el pasado y el futuro de la construcción de este gran proyecto de acción social y remarcó que, a pesar de haber sido testigo de la transformación y el cambio, la misión de IRES atiende hoy en día al mismo precepto: poner en común proyectos con la finalidad de dar herramientas a familias y personas, generando un futuro de oportunidades.

En su intervención en el acto, la Consejera de Justicia de la Generalitat de Cataluña, Ester Capella, definía la tarea social de IRES como una apuesta para construir una sociedad más justa y solidaria, que no deje a nadie atrás y que contribuya a la adhesión social. «Nos hace mejores y nos ayuda a mirar hacia el futuro con esperanza», afirmaba la consejera.

Capella también quiso dedicar unas palabras en memoria de Pilar Heras, pedagoga, quien en su última trayectoria profesional ejerció como Directora General de Ejecución Penal a la Comunidad y Justicia Juvenil y quien siempre apoyó la actividad de la entidad: «hacemos nuestra la voluntad irrenunciable para garantizar los derechos de todo el mundo».

La velada contó además con la presencia y la intervención de Pilar Solanes, Jefa de Departamento de Salud y Área de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Barcelona; Francisca Alsina, presidenta de la Mesa del Tercer Sector Social; Xavier Puig, vicepresidente de la federación de Entidades Catalanas de Acción Social-ECAS; Elisenda Xifre, Presidenta de la Federación de Entidades de Atención a la Infancia y la Adolescencia; Xavier Monzó, Presidente de la Asociación del 22 @ Network; Ángeles Renom, profesora de la Universidad de Barcelona y quien fue primera asistente social del Instituto de Reinserción Social; y Carlos Gómez, magistrado y miembro del consejo Asesor de la Fundación IRES en las Islas Baleares.

Cinco décadas de innovación

Antes de convertirse en fundación, el Instituto de Reinserción Social nació en junio de 1969 como la primera asociación privada sin ánimo de lucro y profesional de ámbito estatal que comenzó a trabajar en el ámbito de la reinserción. Ya en su primer año, lideró la coordinación de los escasos recursos existentes en ese momento en Barcelona de atención a través de terapia individual y trabajo social familiar para personas que presentaban conductas delictivas, dificultades de adaptación y ex-reclusas.

Durante años posteriores y bajo la inspiración de los sistemas de servicios sociales experimentados en otros países europeos, IRES puso en marcha programas sociales de prevención, trabajo familiar y terapéuticos. Con la llegada de la era democrática en los ayuntamientos, las administraciones públicas locales y autonómicas incorporaron a su cartera de servicios sociales muchos de los programas del Instituto de Reinserción Social, que siguió generando otros programas de prevención y atención y continuó desplegándose en nuevos territorios como Girona y Baleares.

Después de 20 años de incidencia en los poderes políticos y judiciales, en 1996 se incluyeron las Medidas Penales Alternativas al Código Penal. Además, surgieron nuevos programas de lucha contra la violencia familiar y de género, de prevención de la drogodependencia o la gestión de la Renta Mínima de Inserción.

Cuatro décadas más tarde, ya establecida como fundación privada, IRES empieza a potenciar la creación de servicios y proyectos innovadores como el Aferra’t, Fils, Click, Impulsa y Casal en familia, apostando siempre por adaptarse al cambio ya las necesidades emergentes de los colectivos en situación de vulnerabilidad, hasta llegar a trabajar con una atención global de las personas y su entorno, por la atención integral de las familias.

Para la celebración de este acto Fundación IRES ha contado con la colaboración de Diputación de Barcelona.

Logotipo de la DIputación de Barcelona