Más de 1.600 personas atendidas con las Medidas Penales Alternativas en 2020

Por la integración y el acompañamiento social, nada ha parado a los y las profesionales de las MPA para seguir a las personas que tienen impuesta una medida penal alternativa a la prisión.
Fundació IRES
16 junio de 2021

A pesar de la dureza del contexto de la Covid-19, en 2020 fue un año especial para la Fundación IRES con la celebración del 20 aniversario de las Medidas Penales Alternativas.

Han sido 20 años prestando este servicio como una herramienta imprescindible para la reinserción social de las personas penadas. Y es así porque desde el inicio, la apuesta por el modelo rehabilitador de las MPA ha tenido como objetivo la disminución de las tasas de reincidencia y un modelo resiliente.

En este periodo tan marcado por la pandemia, profesionales como los que integran los equipos de medidas penales alternativas se han visto obligadas a transformar su forma de intervención. Se han tenido que adaptar y reinventar para ajustarse a la realidad actual y seguir cumpliendo con los objetivos del servicio, llegando incluso a superar el número de las personas atendidas sobre el año anterior.

Como ejemplo del volumen de termina gestionado durante el 2020, destacamos que el número de demandas de programas formativos ha aumentado en un 46% respecto del año anterior; y la atención directa de las personas, a pesar de que ha tenido que ser telefónica para mantener las medidas de seguridad, se ha traducido en 8.000 llamadas entre todos los equipos de profesionales.

Os invitamos a echar un vistazo a esta infografía que resumen la actividad del servicio de las MPA durante 2020 en la Fundación IRES