No hay espacio para el machismo: seguimos avanzando

Ya son más de 100 los establecimientos que se han sumado a la campaña impulsada por la Fundació IRES y Mancomunitat Pla de Mallorca.
Fundació IRES
19 julio de 2023

El año 2022, Fundació IRES y Mancomunitat Pla de Mallorca iniciaron una colaboración con “No hi ha espai per al masclisme”, una campaña de formación y prevención de violencias machistas, cuyas acciones se enmarcan en las medidas 24 y 30 del eje 1 del Pacto de Estado contra la Violencia de Género. Los diferentes objetivos logrados han supuesto el trabajo en red de los 14 municipios que conforman la Mancomunidad. “No hi ha espai per al masclisme” refuerza el mensaje de reacción colectiva ante las violencias y desigualdad motivadas por el género, en todos los ámbitos de la sociedad.

En el último año, las acciones han ido encaminadas hacia la sensibilización e implicación de los establecimientos de ocio y restauración, espacios donde la ciudadanía se relaciona, y donde pueden aparecer diferentes formas de machismo. En estos últimos meses, se ha realizado un intenso trabajo con los establecimientos, caracterizado por ofrecerles consultoría, asesoramiento, formación e información, de manera personalizada, visita a visita. La adhesión de los establecimientos a la campaña implica una serie de compromisos con la igualdad de género: Informarse sobre la violencia machista, asistir a formaciones, reaccionar ante la violencia cuando se produce, evitar publicidad sexista, incorporar una comunicación inclusiva y otras acciones.

En los más de 100 establecimientos comprometidos se ha instalado un distintivo de la campaña, donde aparece el lema, información de recursos de ayuda y un QR que redirige a la guía de recomendaciones que se actualiza periódicamente: ¿Qué es la violencia de género? ¿Qué puedo hacer yo si soy víctima? ¿Cómo puedo ayudar a una persona en esa situación? ¿Qué servicios existen en Mancomunidad? y otras cuestiones aparecen resueltas en ella. Ya en 2022, se instalaron más de 200 distintivos en otros espacios públicos.

Cabe destacar también las múltiples formaciones realizadas en los últimos dos años, dirigidas tanto a profesionales de la Administración (policías locales, educadores/as, técnicos/as sociales, brigadas de limpieza, mantenimiento…) como a personal de los establecimientos de restauración. En total, más de 200 personas han recibido formación en sensibilización de violencias machistas y perspectiva de género aplicada a su campo.

“La informació ha estat enriquidora a nivell professional, però també personal, en poder extrapolar-ho a les situacions quotidianes” (Participant de les formacions).

“Ha estat un taller on s’aprofunditza en un tema que està molt present a les nostres vides i per tant, ens ajuda a conìexer i a gestionar aquest aspecte” (Participant de les formacions).

“No hi ha espai per al masclisme” ha sido muy bien acogida por las diferentes personas implicadas, que entienden que la violencia machista sólo podrá erradicarse mediante una respuesta colectiva y activa, promotora de la igualdad real entre mujeres y hombres.

En voz de la población general, que ha sido encuestada para conocer su percepción de las actividades promovidas, se trata de una campaña valorada como muy útil, que sirve para conocer más sobre la violencia de género y los recursos de ayuda existentes. De hecho, solo la guía ha sido utilizada en algún momento por al menos el 48% de las personas encuestadas.

“Tota informació i ajuda sempre és benvinguda i en aquest cas, molt necessària! Aquestes plaques col·locades a punts estratègics del poble, penso que afavoreixen la curiositat i el voler saber el què?, de la proposta, alhora que afavoreix que algunes persones afectades es sentin recolzades, sí necessiten informació i ajuda, és una manera de mantenir el seu anonimat a l’hora d’informar-se i els hi dóna seguretat a l’hora de donar la primera passa” (Ciutadà/ciutadana anònim/a)

“Penso que aquestes campanyes s’haurien d’implantar de manera permanent als centres d’ensenyança, així que aquests valors es normalitzaran a la població ja de ben petits.” (Ciutadà/ciutadana anònim/a)

“Com a víctima de violència masclista, pens que la societat ha de canviar molt el pensament , ser més conscients i respectar a tothom.” (Ciutadana anònima)