¿Qué es el SAF? Descúbrelo de la mano del Servicio de Adopciones de la Fundación IRES

A través de una serie de artículos y contenidos que iremos compartimos en nuestros canales, desde el Servicio de Adopciones de Niños y Niñas con Necesidades Especiales queremos dar visibilidad a las enfermedades que afectan a los niños y niñas del servicio.
Fundació IRES
27 julio de 2023

Desde el Servicio de Adopciones de Niños y Niñas con Necesidades Especiales de la Fundación IRES, queremos dar visibilidad a una de las necesidades especiales que sufren los niños: el Síndrome de Alcoholismo Fetal (SAF). Con el apoyo del Instituto Catalán de la Adopción y el Acogimiento, queremos destacar la importancia de brindar a estos niños un entorno estimulante, seguro y cargado de cariño para mejorar su calidad de vida y desarrollo.

El SAF es una condición que afecta a niños y niñas que han estado expuestos al alcohol durante el embarazo, provocando diversas alteraciones en su desarrollo físico, mental, conductual y cognitivo. Este trastorno se manifiesta con una variedad de síntomas, incluido retraso en el crecimiento, malformaciones faciales y dificultades en la atención, concentración, socialización y comportamiento.

A veces diagnosticar este trastorno es difícil, puesto que su sintomatología se confunde con otros como el TDAH. Además, los rasgos faciales no siempre están presentes o son tan evidentes. No existe una prueba específica que permita confirmar o no el diagnóstico. Lo que facilita desde el principio es saber si ha habido consumo de alcohol durante la gestación, información que no siempre se tiene.

Este síndrome puede presentar dificultades significativas en la vida cotidiana del niño y la familia, como tomar decisiones, razonar y gestionar sus emociones. Es importante que las familias adoptivas se informen sobre el SAF y lo que implica para proporcionar el entorno adecuado y el apoyo emocional que estos niños necesitan. Mantener rutinas, ser concretos y repetir las cosas pueden ser pautas útiles para acompañarles en su crecimiento.

Conocer el problema y poder ponerle nombre facilita al niño y la familia entender lo que pasa. El desconocimiento provoca que no se entiendan algunas conductas o comportamientos y genera mayores problemas y frustración. Lo que necesita el niño es comprensión y apoyo y por eso también es importante que la escuela lo sepa y trabaje conjuntamente con la familia.

Uno de los recursos que se recomienda es el ofrecido por el Hospital Clínic de Barcelona que acompañan a la familia en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento del SAF a través de la Unidad de Trastorno de Espectro Alcohólico Fetal (UneSAF). Este equipo multidisciplinar está formado por profesionales expertos en la materia, como pediatras, psicólogos y logopedas, y tiene como referente al Dr. Óscar García-Algar, reconocido a nivel nacional e internacional.

Aunque el SAF provoque una lesión permanente en el cerebro, las familias adoptivas pueden ofrecer a estos niños un entorno de amor y apoyo que favorezca su desarrollo. Aunque no existe un tratamiento específico o un cuidado, se puede proporcionar terapia psicológica y conductual, adaptaciones a la escuela y en casa, para mejorar su calidad de vida y ayudarles a superar los desafíos diarios.

Es importante hablar con los hijos del trastorno que tienen, ya que les ayudará a entender lo que les ocurre y cómo funciona su cerebro. El TEAF (Trastorno del espectro alcohólico fetal) es una parte de quienes son, pero no les invalida, muéstrale cuáles son sus habilidades, destrezas y capacidades. Es importante acompañar al niño a gestionar todos aquellos sentimientos que le genere tener SAF.

En España, nacen aproximadamente 5.000 niños con SAF cada año, con mayor incidencia entre los niños adoptados de países del este. Cabe destacar que este trastorno no afecta solo a niños nacidos en el extranjero, sino también a niños nacidos en Cataluña. Dar la oportunidad a estos niños de tener una familia que los quiera y les apoye es una forma de cambiar vidas y ofrecer un futuro esperanzador.

En la Fundación IRES, creemos en la adopción como una oportunidad tanto para dar amor como para recibirlo, especialmente cuando se trata de niños y niñas con Necesidades Especiales, como los diagnosticados con el Síndrome de alcoholismo Fetal. Queremos compartir conocimiento para inspirar a las familias a acoger a estos niños y niñas con todo el amor y apoyo que se merecen. Cada niño es único, con sus propias habilidades y capacidades, y es importante que seamos su fuente de cariño y comprensión mientras crecen y afrontan los desafíos que les presenta la vida. Con el apoyo del Instituto Catalán de la Adopción y el Acogimiento, podemos hacer la diferencia en la vida de estos niños y brindarles un futuro lleno de oportunidades y felicidad.

En la Fundación IRES Buscamos Familias Especiales como vosotros. Infórmate en: Busquemfamiliesespecials.org