Venus sense cànon

Arte, terapia de grupo y apoderamiento contra la violencia de género.
Fundació IRES
20 agosto de 2019

Venus sense cànon es un grupo de cinco mujeres dedicadas al apoderamiento feminista y el acompañamiento de mujeres que han sufrido violencia machista. Este grupo nació a raíz del taller «Empoderament, Feminisme y Creativitat» impartido por Laura Marte —artista local con un amplio recorrido en temáticas de género— y Anna Fortuna —educadora social de la Fundación IRES—. El proyecto lo organizó la Fundación IRES en colaboración con el Casal Solleric de Palma de Mallorca, el pasado septiembre de 2018.

Este taller se creó con el objetivo de reivindicar los derechos de las mujeres y, con más énfasis, de aquellas que han sufrido violencias machistas, además de visibilizar las artistas femeninas, actuales y pasadas, y trabajar el apoderamiento y la autoestima de las mujeres a través del arte.

Durante tres meses, las participantes del taller aprendieron y dialogaron sobre los ámbitos donde aparece el machismo y el patriarcado, y las formas que pueden tomar, relacionándolo con el mundo del arte y como el sexismo ha afectado las artistas durante las últimas décadas.

Siguiendo con el arte como hilo conductor, el taller ayudó al grupo de mujeres a utilizar la pintura, la escultura y la escritura como forma de terapia y apoderamiento. Transformando sus emociones en una obra introspectiva que no solo los ayudó a superar una etapa y a cohesionarse como grupo, sino también los sirvió para dar a conocer su visión personal a amigos y familiares en la exposición que denominaron Venus sense cànon.

Una vez acabado el taller, las participantes expresaron su voluntad de seguir trabajando como grupo y que su experiencia se pudiera extender a otras mujeres. Frente a esta demanda, desde nuestra entidad decidimos apoyar a estas mujeres que han decidido tomar el nombre de la exposición artística que ellas mismas crearon. Las ayudamos a crecer como grupo, ofreciendo acompañamiento y facilitando la accesibilidad a varias actividades que fomentan la participación de más mujeres.

El propósito de este grupo renacido es ofrecer, a las mujeres que están pasando por un proceso de recuperación de violencia machista, una red de apoyo y acompañamiento mutuo donde crear lazos y ofrecer apoderamiento a través de actividades culturales y artísticas que fomenten el crecimiento grupal.

Así pues, el pasado 26 de julio, tuvo lugar la primera reunión de Venus sense cànon con otras mujeres que han sufrido violencia de género y que buscan apoyo, terapia de grupo y transformar la sociedad a través de la «red sorora» y el apoderamiento. En esta primera sesión se presentó el proyecto Venus sense cànon a las nuevas incorporaciones y juntas realizaron dinámicas de grupo para darse a conocer entre ellas, crear lazos y establecer objetivos mutuos y actividades que ayuden a realizarlos. En total participaron 19 mujeres, de las cuales 9 quisieron formar parte de forma activa en el grupo gracias al sentimiento de pertenencia e inclusión que recibieron y que no obtendrían en ninguna otra parte.

A partir de aquí, tanto las mujeres de Venus sense cànon como las trabajadoras y trabajadores de la Fundación IRES, deseamos que el grupo siga creciendo y esperamos que pueda ayudar a otras muchas mujeres a apoderarse y hacer piña todas juntas.