La Violencia Intragénero, una problemática invisibilizada

La línea de atención creada para atender a víctimas de delitos de Odio por Lgtbifobia (028) detecta que la mayor demanda recibida es por casos de violencia intragénero.
Fundació IRES
12 septiembre de 2023

Hoy queremos hacer eco de la noticia publicada en el medio digital www.moncloa.com en fecha 29 de agosto “La violencia olvidada en la Ley Trans, la más atendida por el teléfono Arcoíris”.

En ella, explican que las profesionales que atienden a la línea de atención telefónica especializada en atender a víctimas de delitos de odio por LGTBIfobia o por discriminación, así como cualquier duda relacionada con orientación sexual, identidad de género, etc., se muestran sorpresas que la mayoría de llamadas que reciben están relacionadas con casos de violencia intragénero.

Aunque el Ministrerio de Igualdad, creó el Servicio Arcoíris, teléfono 028, que pretendía abordar la cuestión de que «la orientación sexual y la identidad de género son la segunda causa de denuncias por delitos de odio», la realidad que han encontrado es que el principal problema por el que las personas contactan es por la violencia que sufren en sus relaciones homosexuales y no tanto por los posibles delitos de odio que puedan sufrir.

Tal y como recoge el artículo, la violencia intragénero no fue incluida en la Ley Trans, tal y como estaba previsto, así, la violencia sufrida por relaciones de pareja del mismo sexo no tiene un amparo legal específico, como la violencia de género, y queda enmarcada en la violencia doméstica, regulada por el Código Penal en los artículos 153.2 y 173.2.

Si bien es cierto que la legislación autonómica de Baleares y Cataluña (entre otras) contempla respectivamente en la Ley 8/2016 y Ley 11/2014, la existencia del fenómeno de la violencia intragénero como diferencial y la necesidad de dotar de recursos para dar respuesta a la misma, no se articulan mecanismos ni recursos específicos suficientes para garantizar el pleno desarrollo de los derechos de este colectivo.

No disponer de legislación específica, impide el desarrollo de servicios públicos de atención especializados para las personas víctimas, dificulta la investigación y la obtención de datos que permitan generar programas de intervención específicos y exitosos por este colectivo y, en definitiva , no reconoce los derechos que estas personas tienen como colectivo vulnerable.

Desde 2018, la Fundación IRES cuenta con el Programa Relaciones Sanas, proyecto dirigido a la promoción de relaciones no violentas, dando atención a las personas pertenecientes al colectivo LGTBIQ+, que sufren una situación de violencia por parte de su pareja o ex pareja ; así como a aquellas personas del colectivo que ejerzan este tipo de violencia. El proyecto se desarrolla gracias al apoyo de la Consejería de Asuntos Sociales y Familia del Gobierno de las Islas Baleares, a través de la Convocatoria de subvenciones destinadas a entidades privadas sin ánimo de lucro que desarrollan programas de interés general con cargo al 0, 7% del IRPF.